català castellano

A pocos kilómetros del núcleo principal del valle y enfrente de Boí, encontramos la bifurcación para acceder a Erill la Vall, uno de los pueblos más tranquilos del valle situado en la falda de la Collada de Vasco y resguardado por la inigualable belleza de la iglesia de Santa Eulalia.